domingo, 18 de junio de 2017

Vuelta a Torres del Paine (27/01/2016)

Regreso a las Torres del Paine con la intención de hacer las rutas cortas y perfectamente asequibles para casi todo el mundo que marcan los mapas, y que me sorprendieron muy gratamente (ni de lejos el camino a la base de las Torres, que ya hicimos en la visita anterior).


Primera parada frente a la laguna Amarga (1), donde ese día la laguna era un espejo, pero las Torres estaban tapadas por las nubes:

Torres del Paine, Laguna Amarga

Parada en el mirador del lago Nordenskjöld (2) con vista lateral de los Cuernos del Paine:

Mirador Lago Nordenskjold, Torres del Paine

Muchas nubes al llegar al lago Pehoé (3), a la altura de la Hostería Pehoé:

Lago Pehoe, Torres del Paine
Lago Pehoe, Torres del Paine

Y de camino a la playa del lago Grey, hacia la primera caminata al mirador del glaciar Grey (4), en el puente sobre el río Pingo:

Puente sobre el río Pingo hacia el lago Grey, Torres del Paine

Desde la playa del lago Grey:

Playa del lago Grey, Torres del Paine

Ya en el camino al mirador desde el que se ve el glaciar Grey:

Mirador del lago Grey, Torres del Paine

Panel con algunos datos sobre lago y glaciar:

Panel del lago Grey, Torres del Paine
  • Profundidad del lago: 600 metros
  • Temperatura del lago: de 2 a 5 ºC
  • Superficie del lago: 30 km cuadrados
  • Superficie del hielo del glaciar: 243 km cuadrados
  • Espesor del hielo del glaciar: 500 metros
  • Adelgazamiento del hielo del glaciar: de 5 a 10 metros por año
  • Extensión del hielo patagónico (tras el glaciar): 13000 km cuadrados.

Mirando el glaciar:

Mirador del lago Grey, Torres del Paine
Mirador del lago Grey, Torres del Paine

Hay un punto en el lago, que es el catamarán que visita el glaciar:

Mirador del lago Grey, Torres del Paine

La vista de la playa, al regreso, desde el promontorio por el que se camina:

Playa del lago Grey, Torres del Paine

Mirador del lago Grey, Torres del Paine

Mirador del lago Grey, Torres del Paine
Mirador del lago Grey, Torres del Paine

Ya abajo, en la playa del lago Grey:

Playa del lago Grey, Torres del Paine

De vuelta, parada para hacer la caminata al ventoso mirador del Cóndor o mirador Pehoé (5), desde el que se tienen magníficas vistas de los Cuernos del Paine y los lagos Pehoé y Nordenskjöld:

Mirador del Cóndor, Torres del Paine
Mirador del Cóndor, Torres del Paine

Mirador del Cóndor, Torres del Paine

Vistas al regreso desde la misma laguna Amarga del principio (6). Ahora no había nubes en las Torres, pero la laguna ya no era el espejo de por la mañana:

Laguna Amarga, Torres del Paine

Y ya fuera del parque, desde la laguna Sarmiento (7):

Laguna Sarmiento, Torres del Paine

Y regreso a Puerto Natales (a unos 100 kilómetros de Torres del Paine), vista del seno o fiordo de Última Esperanza:

Puerto Natales

En la rotonda que hay a la entrada de la población, se ubica esta escultura de una mano, cuyos dedos saludan al que llega (es un guiño a esculturas similares que hay en otras zonas de Sudamérica, como en Atacama o Punta del Este de las que es autor, el escultor chileno Mario Irarrázabal):

Puerto Natales

La rotonda se llama "José Iglesias Díaz", según dice la placa: "La municipalidad de Natales rinde un especial homenaje al misionero pionero español Don José Iglesias Díaz 1880-1942, en agradecimiento por la donación de los terrenos que hicieron posible la creación de la ruta 9 hacia Punta Arenas y Torres del Paine como también su aporte a las diversas instituciones sociales (a las) que él perteneció".

Puerto Natales


Puerto Natales

Y el cartelito que dice que Puerto Natales es la capital de la provincia de Última Esperanza:


Y las vistas del anochecer desde el hotel:

Puerto Natales

lunes, 12 de junio de 2017

Cosas curiosas XXV - Salas de cine premium

En los países de Centro y Sudamérica (y supongo que de América, en general), es normal que haya salas en los cines llamadas "premium". Son salas cuya entrada es más cara que la de una sala normal (las salas normales son como las de Europa), pero a un precio similar o incluso mejor que las del viejo mundo. Las salas premium tienen asientos enormes, reclinables (cabeza, eleva-pies, reposa-brazos, más espacio entre las filas), con mesas individuales en las que puedes consumir alimentos y bebidas previamente solicitados y pagados a la entrada. Decir que los camareros llegan a película empezada, y que es complicado intentar escuchar lo que te susurran (¿servilletas?, su ticket...), mientras procuras que no se te caiga la comida y lees los subtítulos de la película (normalmente norteamericana), en su momento más álgido, es ponerse ya tremendamente insoportable.
Los asientos van por parejas, por lo que si vas en número impar, alguien se sentirá raro.
Pero destaco: comodidad de casa a mejor precio que las entradas en Europa.

lunes, 5 de junio de 2017

Valparaíso II y Dunas de Concón (17/01/2016)

Estando por estos lares, es inevitable volver de vez en cuando a Valparaíso. Y ver siempre algo distinto, o desde otro ángulo, o con otra luz:

Valparaíso, calle Urriola
 Mural sobre el chinchinero (personaje típico porteño), en la calle Urriola.

Valparaíso, calle Gálvez
 En la calle Gálvez, en Cerro Concepción.

En la calle Templeman, entre Cerro Alegre y Cerro Concepción:

Valparaíso, calle Templeman
Valparaíso, calle Templeman

En la calle Almirante Montt, Cerro Alegre.

Valparaíso
Valparaíso dibujado en Valparaíso.

Valparaíso
Valparaíso

Valparaíso
Hasta los grafitis lo advierten...

Valparaíso
Valparaíso, Paseo Dimalow
 Vistas desde el Paseo Dimalow.

Valparaíso, escalera piano
Escalera-piano en la calle Beethoven, en Cerro Alegre.

Valparaíso
 Hasta los perros andaban fritos de calor ese día.

Valparaíso, calles Concepción y Papudo
 Esquina calle Concepción y Papudo.

Valparaíso, paseo Atkinson
 Vistas desde el Paseo Atkinson.

Valparaíso

 Zona aproximada del recorrido (Cerros Concepción y Alegre).

Después nos dirijimos hacia Viña del Mar para ver las curiosas dunas de Concón, que aparecen de repente, como de la nada, en un paisaje de edificios y urbanizaciones:

Dunas de Concón

Desde el punto de vista geológico, estas dunas son un campo dunar surgido en el Periodo Cuaternario. Situadas a unos 80 metros de altura, no son alimentadas por arena de playa, sino que están sobre un acantilado, siendo dunas fósiles. La zona fue nombrada Santuario de la Naturaleza en 1993, y por tanto protegida, lo que la salvó de ser terrreno urbanizable y de que en ella se construyeran edificios como los que las rodean por todas partes menos por una (que está el mar):

Dunas de Concón

Dunas de Concón

Cuesta muchísimo ascender la arena de las dunas.

Dunas de Concón

La gente sube con tablas para deslizarse sobre ellas arena abajo. 

Dunas de Concón

Desde el satélite, la vista es esta: