domingo, 28 de agosto de 2016

Torres del Paine VII - Cueva del Milodón (3/01/2016)

A unos 26 kilómetros al noroeste de Puerto Natales se halla el "Monumento Natural Cueva del Milodón" (ruta 9 y carretera Y-290 a la izquierda siguiendo las indicaciones). 

Situación Cueva del Milodón

Roca Silla del diablo
Vista de la recta en la carretera Y-290.

Está formado por un conjunto de tres cuevas y alguna formación rocosa (llamada Silla del diablo) en el Cerro Benítez, desde el que se aprecia una buena extensión de paisaje.

La formación rocosa llamada Silla del diablo.

Vistas desde Cerro Benítez
 Vistas desde el cerro donde está ubicada la cueva.

Una de estas cuevas se hizo famosa en 1895, cuando uno de los primeros colonos de esta zona de la Patagonia occidental, el alemán Hermann Eberhard, en una expedición de reconocimiento de terrenos, descubrió restos de huesos y piel (aproximadamente de un metro cuadrado), en buen estado de conservación, de un animal extraño.

Hermann Eberhard en la cueva del Milodón el día del descubrimiento
 Hermann Eberhard en la cueva el día del descubrimiento (en la foto también se ve una calavera humana).

Hermann Eberhard había llegado a la Patagonia en 1887 tras abandonar la compañía naviera para la que trabajaba. Adquirió terrenos en Argentina y recorrió la costa chilena hasta finalmente instalarse en Puerto Consuelo en la provincia chilena de Última Esperanza, donde fundó una hacienda ovejera y donde inspeccionando terrenos, encontró la "Cueva del Milodón", que en principio de llamó "Gruta Eberhard" (al igual que uno de los brazos del entrante de mar (Seno Última Esperanza) de Puerto Natales, que actualmente se llama "fiordo Eberhard").

Camino a la cueva del Milodón
 Camino hacia la cueva.

Este animal era el Milodón, un mamifero hervíboro, que pertenece al mismo grupo que los armadillos y los osos hormigueros. Una especie de perezoso gigante (con hasta 2'5 metros de largo y unas tres toneladas de peso), que ocasionalmente podía erguirse sobre dos patas, con una durísima piel con huesecillos (osteodermos) que le protegía de las mordeduras de otros animales. 

Entrada a la cueva del Milodón
 Entrada a la cueva.

El nombre "milodón", fue puesto por el biólogo y palentólogo Richard Owen cuando estudiaba los restos de huesos maxilares recogidos por Charles Darwin en un conglomerado rocoso de Bahía Blanca (Argentina), en 1832, en el segundo viaje del barco HMS Beagle.

Réplica del Milodón a la entrada de la cueva
 Representación del Milodón a la entrada de la cueva.

Hermann Eberhard llevó los huesos y la piel que encontró en la cueva, a su casa de Puerto Consuelo, donde los mostraba como rareza y regalaba a los visitantes pequeñas porciones de la piel. Entre esos vistantes estaba el geológo y geógrafo sueco Otto Nordenskjöld (explorador de uno de esos azules lagos de Torres del Paine) que volvió a excavar en la cueva encontrando más restos del animal. La difusión de la noticia hizo que algunos cazadores de tesoros intentaran encontrar uno de estos animales vivos. Pero cuando se pudo aplicar la técnica de datación del carbono 14, se supo que los restos del Milodón tenían unos 10.000 años de antigüedad, que es aproximádamente el tiempo que hace que se extinguió esta especie (finales del Pleistoceno).

Cueva del Milodón
 La cueva mide unos 200 metros de profundidad, 80 metros de ancho y unos 30 de alto. Parece una gran catedral natural.

No se saben muy bien los motivos de la extinción del milodón: cambio climático o actividad volcánica que acabaran con las condiciones de vida de los vegetales con los que se alimentaba, o caza del mismo hasta la extinción por parte de las primeras tribus humanas pobladoras de esta zona. Aunque parece que no solamente se han encontrado restos de milodones en la Patagonia, sino también en otras zonas más septentrionales de Chile y Argentina.

Cueva del Milodón

La cueva se formó por la erosión producida por un lago adyacente (hoy desaparecido) formado por el deshielo de glaciares:

Cómo se formó la Cueva del Milodón

Dentro de la cueva trambién se han encontrado restos humanos de unos 8000 años de antigüedad.

Panorámica de la Cueva del Milodón
 Panorámica interior de la cueva.

Interior de la Cueva del Milodón

Exterior Cueva del Milodón
Jardín en el exterior de la cueva con representación de algunos animales coetáneos del milodón, como el "caballo enano americano",  la "macrauquenia", el "tigre dientes de sable" (smilodon), y la "dominguera vestida de azul".

domingo, 21 de agosto de 2016

Torres del Paine VI - Glaciar Grey (2/01/2016)

Para llegar al lago, glaciar y hotel (todos con el nombre Grey), desde el que salen los catamaranes que llegan hasta el glaciar, hay que recorrer el Parque de Torres del Paine hasta este punto:


Camino al Glaciar Grey

Pudimos pillar el catamarán "por los pelos", porque un par de personas que habían reservado, no se presentaron. La web para hacer las reservas es esta (no pensábamos que hubiera tanta demanda). El lugar donde gestionan los pasajes (adultos unos 80 euros) para subir al catamarán es en el hall del propio Hotel Lago Grey.

El catamarán hace el siguiente recorrido, con una parada en el "Refugio Grey" para recoger a personas que estén haciendo recorridos a pie. Pero, en esta ocasión, las condiciones metereológicas impidieron que el catamarán hiciera esta parada:
El Glaciar Grey está en retroceso como todos los de esta zona (excepto el Perito Moreno). Esta es una gráfica del preocupante retroceso que ha sufrido desde el año 1996, en el que solo tenía una lengua, hasta las tres (separadas por "islas de roca") que muestra actualemente:

Evolución Glaciar Grey

Antes de salir, comimos algo en el bar del hotel, desde el que hay estas vistas, con los bloques de hielo flotando en el lago y el glaciar al fondo:

Vistas cafetería Hotel Grey

Vistas cafetería Hotel Grey

Vistas cafetería Hotel Grey

El catamarán recoge a los viajeros en una playa que está a unos 15 o 20 minutos del hotel a la que se llega después de atravesar un pequeño bosque y el puente sobre el río Pingo:

Puente sobre el río Pingo
La playa del lago es absolutamente irreal: con arena de piedra gris, con olas como un mar, montañas nevadas de fondo, pedazos de hielo azul enormes flotando en el agua y un viento frío que no te dejaba caer aunque te quisieras tumbar en el aire.

Playa Lago Grey

Playa Lago Grey

Playa Lago Grey

Playa Lago Grey
Al fondo puede apreciarse una lengua del Glaciar Grey

Catamarán Lago Grey

Cuando empezamos a avanzar en el lago, la navegación se volvió muy agitada, así que no nos dejaron estar constantemente en la plataforma superor del catamarán, que se movía como corcho en el mar (a pesar de que los catamaranes son los barcos más estables del mundo). Las olas pasaban muchas veces por encima del barco, cayendo en cascada por los cristales.

Lago Grey
Lago Grey
Glaciar Grey

Glaciar Grey

Nosotros lo pasamos genial, subimos al techo del barco siempre que se podía, por ejemplo cuando se acercó a las tres lenguas del glaciar o en las zonas en las que la navegación lo permitía, pero hubo gente que ni salió del barco y al regreso entre mareos y demás,... el interior del barco era "un campo de soledad, mustio collado", así que nos pasamos el viaje fuera de la zona de asientos.

Glaciar Grey
Glaciar Grey
Glaciar Grey

Hacer fotos fuera del barco era complicado porque todo el que no "se puso malo", "se empadronaba" en la borda en la que el glaciar se veía, impidiendo la postal, y por el viento tremendo que literalmente te arrancaba la cámara de las manos, el pelo, la gorra, las gafas, casi la piel, y se te helaban las manos para hacer fotos.

Glaciar Grey
Glaciar Grey

De vuelta, nuevamente los bloques de hielo azul... y alguno negro, ya que se había dado la vuelta, dejando ver toda la arena y rocas que el hielo arrastra en la parte baja del glaciar:

Hielo Lago Grey

Hielo Lago Grey

Y a recorrer de regreso, la playa que a mí me parece "daliniana":

Playa Lago Grey

martes, 16 de agosto de 2016

Torres del Paine V - Cuernos del Paine (2/01/2016)

El segundo día en el Parque de las Torres del Paine empezó con más nubes y viento que el anterior.

Torres del Paine desde el lago Sarmiento
Vista del macizo del Paine desde el lago Sarmiento.

Nuestra idea para ese día, era recorrer el parque parando en los miradores, hasta llegar el Lago Grey donde tomaríamos un catamarán para ir a ver el Glaciar Grey que se encuentra al fondo del lago (ver próxima entrada). Luego recorreríamos todo el camino de vuelta para regresar a nuestro hotel en Puerto Natales.

Así que mostramos la entrada del día anterior (válida) en la "Guardería", e iniciamos el camino: 

Recorrido por el parque Torres del Paine
El macizo del Paine, que llega alcanzar algo más de 3000 metros de altura, es una formación montañosa, independiente de los Andes, de unos 400 kilómetros cuadrados, en medio de la llanura patagónica. De hecho, es unos 48 millones de años más joven que los Andes. Del macizo del Paine, destacan las Torres del Paine (ver entrada anterior) y los Cuernos del Paine.

Esta es una vista lateral de los Cuernos del Paine (con sus colores grises bien diferenciados correspondientes a rocas graníticas, gris claro, y sedimentarias, gris muy oscuro) con el lago Nordenskjöld de increíble azul:

Cuernos del Paine desde el lago Nordenskjöld

Hacía mucho, mucho viento, por lo que las condiciones del cielo cambiaban rápidamente.
 
El viento puede llegar a ser de más de 100 km/h en esta zona. En ocasiones (por ejemplo, en febrero de este año 2016), con vientos de hasta 150 km/h, se ha producido el vuelco de atobuses de visitantes al parque.

Vista Cascada del Salto Grande
Vista del Salto Grande (cascada de agua entre el lago
Nordenskjöld y el lago Pehoé)

De hecho, cuando  recogimos nuestro coche de alquiler en el aeropuerto de Punta Arenas, la zona de las bisagras de las puertas estaba como doblada. Nos explicaron que al salir del coche en esta zona hay que agarrar fuertemente las puertas, pues las rachas de viento pueden doblarlas en sentido contrario al "natural".

Cuernos del Paine desde la Hostería Pehoé
Cuernos del Paine cubriéndose por la niebla desde la Hostería Pehoé.

Como norma general, y lo que todo el mundo te dice, es que en un mismo día, en el Paine, pasan todas las estaciones: hace frío, calor, llueve, nieva, viento, calma,... en cuestión de minutos.

Pasarela de la Hostería Pehoé

Cuernos del Paine desde la Hostería PehoéPasarela para llegar a la Hostería Pehoé.

En el parque hay que conducir con cuidado, porque el ripio (pequeñas piedras con las que cubren los caminos), y el viento, hacen que el coche pierda la dirección y derrape incluso en rectas.

Cuernos del Paine con el lago Pehoé
Vista de los Cuernos del Paine con el lago Pehoé a la izquierda, y el camino de "ripio".

Vista del lago Pehoé
 Vista del lago Pehoé desde la zona llamada "sector Pudeto" (los Cuernos del Paine quedarían detrás).

El parque de las Torres del Paine ha sufrido numerosos incendios. La wikipedia dice: 
"Los mayores incendios forestales en el parque nacional han sido tres. El primero ocurrió en el año 1985, provocado por un turista japonés que dejó mal apagado un cigarrillo; el segundo ocurrió en febrero de 2005 cuando un turista checo volcó una cocinilla; y el tercero, el 27 de diciembre de 2011 provocado por un turista israelí al encender papel higiénico, consumiendo más de 12000 ha.
Este es el paisaje que en alguna zona ha dejado alguno de ellos:


Y estas, imágenes en el camino de vuelta para retomar la ruta 9 hacia Puerto Natales:


Cuernos del Paine